Agua regenerada

El agua procedente de las depuradoras, una vez tratada, puede convertirse en un nuevo recurso hídrico destinado a usos que no sean tan exigentes como los del agua potable, como la limpieza de calles, los usos industriales o el riego de parques y jardines. Además, Aigües Sabadell aprovecha también de una manera óptima las aguas freáticas que representan recursos propios. La utilización integrada de ambas aguas, conocidas con el nombre común de agua no potable, por un lado preserva las reservas de agua potable y, por otro, permite disponer de un recurso independiente del convencional.

Aigües Sabadell gestiona los 25 km de red de agua regenerada de Sabadell, aportando 119.000 m3 de agua cada año. Este agua se destina al riego de zonas ajardinadas (Parc Taulí y Parque Cataluña, entre otros), a la carga de camiones cisterna (que se encargan de la limpieza de las calles), así como usos comerciales e industriales de la zona de Sant Pau de Riu-sec.